Cómo motivar a un equipo de trabajo: 7 técnicas y estrategias

Cómo motivar a un equipo de trabajo: 7 técnicas y estrategias
Alex Makarov
16 de Abril de 2021
Última actualización: 16 de Abril de 2021

Cómo motivar a un equipo de trabajo: 7 técnicas y estrategias


La motivación laboral es uno de los factores de éxito de cualquier compañía y/o proyecto. Pero, ¿qué es la motivación de equipos? Motivar a los miembros de un equipo implica llevar a cabo acciones que influyan de manera positiva en la satisfacción de los mismos y en el trabajo que realizan, de forma que avancen conjuntamente hacia la consecución de un objetivo común. Sin embargo, lograrlo no es sencillo.


Para muchas compañías, directivos, fundadores de empresas y hasta para los mismos líderes de un equipo, conseguir motivar a un equipo de trabajo presenta un gran reto. La diversidad de equipos, nuevas metodologías de trabajo y los distintos estilos de liderazgo pueden ayudar en la motivación de equipos de trabajo.


Si quieres averiguar cómo conseguir motivar a un equipo de trabajo, no pierdas detalle. Estas 7 técnicas y estrategias te ayudarán a incrementar la satisfacción de tu equipo y a aumentar el rendimiento de su labor:


1. Comunicación constante con el equipo


Promover un flujo de comunicación constante con el equipo es esencial desde el inicio de cualquier proyecto. Para que se pueda completar de forma efectiva, es imprescindible que los integrantes del proyecto, entiendan sus objetivos y se sientan parte de él. Para lograr una buena comunicación de equipo, se debe dar preferencia a la habilitación de canales de comunicación entre los miembros del equipo y sus líderes.


Las vías de comunicación pueden ser en formato de reunión grupal con todo el equipo o bien a nivel individual. Estas, además, pueden ser en formato presencial o bien de forma virtual. Para una buena consecución de los objetivos de comunicación, se recomienda el uso de ambas de forma complementaria. En cuanto a la comunicación por medio de canales virtuales (email, intranet u otras plataformas de comunicación interna) es recomendable apostar por mensajes informativos.


Tanto la comunicación presencial como la establecida por canales virtuales, ayudan a potenciar un diálogo fluido entre el equipo, permitiendo resolver dudas y comunicar avances de forma sencilla. A la vez, la comunicación constante facilita al responsable del equipo realizar correctamente su labor de liderazgo y de motivación de equipos.


2. Reconocimiento del trabajo bien hecho


Unos de los factores por los que las personas deciden trabajar para una empresa es por las posibilidades que esta les brinda en cuanto a desarrollo profesional y reconocimiento. Es por esto que, muchas veces, el simple hecho de reconocer un trabajo bien hecho se convierte en la clave del éxito en cuanto a motivación de equipos se refiere.


Aquellos líderes que aún se preguntan sobre cuál es la mejor manera de motivar a un equipo, deben integrar en su gestión una serie de buenas prácticas para agradecer el trabajo bien hecho. Estas buenas prácticas pueden incluir agradecimientos en público explicando la labor del equipo, un envío de email a las personas en cuestión, una comunicación a través de la Intranet de la compañía o, incluso, hasta ofrecer una pequeña celebración por un hito logrado.


El reconocimiento incrementa la motivación de los equipos, aumenta su orgullo de pertenencia y favorece la retención de talento. Además, este tipo de iniciativas aumentan la autoestima de los trabajadores y mejoran el clima laboral.


3. Ambiente laboral colaborativo


El trabajo vertical dejó pasó hace años a formas de organización empresarial mucho más colaborativas donde se mezclan distintos equipos de forma transversal. Este nuevo estilo de trabajo y cultura de cooperación se ve reflejado en la motivación de los equipos de trabajo.


La filosofía de esta nueva tendencia de Recursos Humanos es conseguir que todos los departamentos cooperen, aportando sus ideas en el logro de un objetivo común. Ésto permite incrementar la creatividad y pone al mismo nivel a todos los miembros de una compañía. Para conseguirlo es tan sencillo como establecer encuestas de opinión, repartir tareas específicas explicando su sentido a nivel global o bien incentivar la comunicación bidireccional para generar nuevas ideas o sugerencias.


4. Remuneración acorde al puesto de trabajo


En la búsqueda de respuestas en la cuestión de cómo motivar a un equipo, existe un factor económico que, si bien no es el único y esencial para motivar a un trabajador, es un aspecto que ayuda en gran medida a realizar bien su trabajo y ser más productivo. La remuneración económica debe ser acorde con las responsabilidades de cada empleado, dado que un salario inferior puede llegar a ser desmotivador.


Un buen líder debe tratar de encontrar un equilibrio salarial adecuado a las circunstancias del mercado y de la empresa. Estar por encima de la media del sector, puede suponer una motivación a corto plazo y ante cualquier variación puede llegar a generar problemas.


5. Flexibilidad y conciliación laboral


Cuanta más flexibilidad tengan los trabajadores en su horario laboral, más motivados e implicados estarán con su vida laboral. Que el trabajador sienta que se comprende su situación personal es uno de los grandes éxitos en la motivación de equipos de trabajo.


Para facilitar los tiempos de trabajo, horarios, vacaciones y conseguir una programación de horario flexible existen herramientas de software especializadas en gestión de Recursos Humanos como la de Bitrix24. Su sistema facilita a los supervisores la tarea del control de empleados, conociendo en cada momento cuál es la situación de cada integrante del equipo.


6. Líder empático con el equipo


Los mejores líderes son aquellos que se preocupan constantemente por las necesidades de su equipo y desean demostrar interés por las personas que trabajan con ellos. Saber detectar si el empleado se siente identificado con el proyecto, está alineado con su superior o se siente valorado dentro de la compañía es una de las fortalezas de un buen líder.


En ocasiones, la respuesta a cómo se consigue motivar a un equipo de trabajo consiste simplemente en el hecho de observar y preguntar si todo funciona correctamente. Desde un “¿Cómo llevas el día?” hasta un “¿Cómo está siendo tu adaptación al equipo?” Este tipo de diálogo, más informal, denota un interés hacia la persona y ayuda a establecer vínculos entre empleado y directivo.


7. Disponer de una política de incentivos


Muchas empresas cuentan con políticas de incentivos como parte de su estrategia motivacional de equipos. Los pluses, comisiones, viajes de incentivos o actividades de team building son los medios más utilizados en la difícil tarea de cómo motivar a un equipo de trabajo.


De la importancia de los incentivos laborales y de su aplicación correcta deben de ser muy conscientes los líderes de equipo, ya que aplicar uno u otro incentivo depende en gran medida de las características de la empresa. En este punto concreto, la tarea de cómo un líder motiva a su equipo no depende en exclusiva de su estilo de liderazgo sino del respaldo que le ofrece la empresa.


Gratis. Ilimitado. Online.
Bitrix24 es un lugar donde todos pueden comunicarse, colaborar entre tareas y proyectos, administrar clientes y mucho más.
También te puede interesar
Los 10 principales errores de gestión de equipos que se deben evitar
5 estrategias para aumentar las ventas online
12 métricas (KPI) de redes sociales que debes seguir para medir el éxito
Gestión del tiempo: 7 técnicas para empresarios y managers