Registrarse

10 cualidades esenciales de un jugador de equipo

10 cualidades esenciales de un jugador de equipo
Equipo de Bitrix24
17 de Agosto de 2022
Última actualización: 17 de Agosto de 2022

Contenido
Cualidades que hacen a un buen jugador de equipo. Introducción.
  1. Consciente de las propias fortalezas y debilidades
  2. Automotivado
  3. Buen comunicador
  4. Positivo
  5. Comprometido con el equipo
  6. Empático
  7. Flexible
  8. Honesto
  9. Confiable
  10. Buena autoestima

Cómo incrementar la eficiencia de tu equipo sabiendo reconocer las cualidades de un gran jugador de equipo


Durante las últimas décadas, y más marcadamente durante los últimos años, las empresas han comenzado a buscar empleados que puedan trabajar en estrecha colaboración con otras personas. La mayoría de los proyectos se estructuran en torno a la división de tareas que, en última instancia, se complementan entre sí. Por este motivo, deberías conocer y tomar en consideración las cualidades de un jugador de equipo. Frente a la necesidad de lograr una verdadera colaboración en equipo, el reclutamiento de trabajadores requiere de un profundo análisis de la personalidad de cada candidato. No todas las personas son aptas para incluirse y adaptarse a un equipo de trabajo. El individualismo, la motivación puramente económica y la ambición profesional extrema pueden socavar el trabajo conjunto. Descubre en este artículo cuáles son las cualidades de un buen jugador de equipo. De esta manera, podrás elegir a las personas adecuadas para alcanzar los objetivos empresariales y, también, la cima.


FAQ

¿Qué significa ser un buen jugador de equipo dentro de una empresa?

Ser un buen jugador de equipo dentro de una compañía implica contribuir en la consecución del objetivo conjunto. Los jugadores de equipo trabajan activamente para completar sus tareas, colaborar con otras actividades y favorecer que el equipo de trabajo sea exitoso.


¿Por qué es tan importante ser un jugador de equipo?

Ser un jugador de equipo es importante porque: Permite que el trabajo se haga más rápido. Aumenta la eficacia y la productividad. Minimiza el riesgo de sobrecarga laboral. Te motiva y motiva a tus compañeros. Incrementa la valoración de tu trabajo. Genera nuevas ideas.


¿Por qué es importante trabajar eficazmente con los demás?

Trabajar eficazmente con los demás es esencial porque es una de las habilidades más buscadas por las empresas hoy en día. Esto se debe a que la colaboración tiene un rol preponderante para alcanzar el éxito. Ser capaz de desarrollar actividades en conjunto es importante para lograr los objetivos en tiempo y forma.


¿Qué significa trabajar bien con los demás?

Trabajar bien con los demás significa ser capaz de interactuar, colaborar, cooperar y gestionar conflictos de manera competente para alcanzar un objetivo compartido. Para ello, es necesario llevar a cabo las tareas respetando tanto los valores como las reglas de la empresa.


¿Cómo es la personalidad de un jugador de equipo?

Un jugador de equipo es una persona que escucha asertivamente y respeta otras opiniones e ideas. Pone las necesidades del grupo por encima de las propias. Su éxito pertenece al equipo y el éxito grupal le pertenece a su vez. Además, se hace cargo de las responsabilidades cuando el equipo experimenta complicaciones.

Cualidades que hacen a un buen jugador de equipo

El liderazgo de un equipo es una tarea compleja que no cualquier persona puede asumir. Si estás conformando tu equipo de trabajo, deberías prestar especial atención a las cualidades de un jugador de equipo. Nos referimos a esas habilidades interpersonales que distinguen a un empleado para colaborar de forma positiva en un grupo de trabajo. Claramente, algunos trabajadores cuentan con características propias o adquiridas que los convierten en valiosos activos para un equipo. Son capaces de fomentar un clima positivo y de generar lazos a mediano y largo plazo con sus compañeros. Entre verdaderos jugadores de equipo no hay lugar para envidias ni peleas. Todos los esfuerzos se orientan a la consecución de la meta compartida. Y eso es justamente lo que tú deseas. En este sentido, descubre, a continuación, las 10 cualidades de un buen jugador de equipo.

1. Consciente de las propias fortalezas y debilidades

Entre las cualidades de un buen jugador de equipo destaca el autoconocimiento; es decir, conocer y aceptar las propias fortalezas y debilidades. Si sabes en qué eres bueno y en qué no, podrás enfocarte en tus fortalezas y dejar que otra persona se encargue de aquellas actividades que pueden ser más complicadas para ti. Al fin y al cabo, de esto se trata el trabajo en equipo: funciones diferenciadas que se complementan. Al concentrarte en desarrollar y multiplicar tus puntos fuertes, dejas espacio para que otros miembros del equipo hagan lo mismo con los suyos. De este modo, cada miembro se especializa y contribuye a la consecución del objetivo desde el mejor lugar que puede ocupar. Merece la pena destacar que quien ejerce un buen liderazgo de equipo sabe reconocer esta habilidad y recompensarla con responsabilidades acordes.

2. Automotivado

La motivación es fundamental para concretar tareas de manera eficiente. Por este motivo, los responsables de Recursos Humanos se preocupan por generar programas de recompensas para entusiasmar a los empleados. Sin embargo, un buen jugador de equipo es una persona que no solo se siente motivada por una ganancia económica. Por el contrario, se trata de trabajadores que disfrutan de su trabajo, que son capaces de apreciar la belleza de su rutina diaria. Amar lo que uno hace es uno de los pilares de la motivación. Si bien es posible generar motivación a través de un premio económico, la misma decaerá tan pronto como dicho objetivo se haya alcanzado. En cambio, aquella asociada al propio goce no tiene fin; por el contrario, es un motor que impulsa a mejorar y seguir adelante. E, incluso, a inspirar a los compañeros.

3. Buen comunicador

Para trabajar en estrecha colaboración con otras personas es imprescindible tener dotes de comunicación. Esto va más allá de saber redactar correctamente o expresarse de manera elocuente. Engloba, también, la posibilidad de dar a conocer su opinión de manera sencilla y entendible para todos. Asimismo, implica saber escuchar. Merece la pena indicar que escuchar no es lo mismo que oír, ya que el primer verbo indica la predisposición a prestar atención e intentar comprender. Escuchar activamente y comunicar asertivamente es una de las grandes cualidades de un jugador de equipo. Al hablar de comunicar, hacemos referencia a las palabras, pero también a la postura corporal. Los gestos forman parte de la comunicación no verbal e impactan de igual manera en el receptor, para bien o para mal. Al construir un equipo de trabajo, enfócate en personas que puedan intercambiar opiniones respetuosamente y rescatar ideas valiosas de dicha discusión.

4. Positivo

Las personas positivas contribuyen notablemente al ánimo generalizado de un equipo de trabajo. Su predisposición al buen humor y a ver siempre una oportunidad en cualquier situación ayuda a todos los miembros a seguir adelante, aun cuando se ha fracasado. Ser positivo no tiene que ver con sonreír continuamente. Es una forma de pensar y de abordar las circunstancias. El trabajador positivo no se deja vencer. Aprende de sus errores y busca solucionar los problemas. Participa de las discusiones y no duda en interactuar con sus colegas para brindarles su apoyo. Su visión de la vida, tanto profesional como personal, hace que la colaboración en equipo fluya porque mantiene el buen ambiente frente a cualquier situación.

5. Comprometido con el equipo

No basta con estar comprometido con la propia función para ser un jugador de equipo: debes estar comprometido con el equipo en particular. Esto significa que crees en el objetivo común y tienes fe en que cada compañero dará lo mejor de sí para alcanzarlo, incluido tú mismo. Sin dudas, se trata de una de las cualidades de un buen jugador de equipo que más buscan las empresas y es fácil entender el porqué. Cuando el compromiso de un empleado se relaciona con el crecimiento personal, pueden hacer acto de aparición algunas actitudes individualistas que perjudiquen al equipo. Comprender que las posibilidades de desarrollo están ligadas al rendimiento del equipo, hace que el trabajador se esfuerce por cumplimentar sus tareas, pero también por ayudar a sus colegas. La colaboración en equipo da lugar a una cultura organizacional positiva y una increíble atmósfera laboral.

6. Empático

Ya sea que ocupes un puesto de liderazgo de equipo o, simplemente, seas miembro de un grupo de trabajo, es importante que desarrolles y pongas en práctica la empatía. Ten siempre en consideración que te desempeñas junto a otros seres humanos y no a robots. Tus compañeros son personas que, al igual que tú, pueden tener sus malos días. La capacidad de ponerse en el lugar de otro es esencial a la hora de trabajar codo a codo con tus colegas. La empatía es una de las cualidades de un jugador de equipo que no pueden obviarse. Para ser un miembro positivo de un grupo, deberías poder comprender lo que otra persona está viviendo. Las personas empáticas son aceptadas más fácilmente dentro de un equipo y son muy valoradas por esta aptitud. En la actualidad, existen en el mercado numerosos cursos para desarrollar la empatía. No dudes en tomar alguno de ellos, si sientes que requieres de ayuda en esta área.

7. Flexible

En general, todos deseamos ser la estrella del equipo. No obstante, si eres consciente de tus características profesionales, deberías tener la flexibilidad de aceptar el lugar que el líder te otorgue. Toda tarea que te sea asignada es una oportunidad de aprender y sumar conocimientos para el futuro. Asimismo, recuerda que tu aporte ayudará a que tu equipo cumpla con el objetivo conjunto. Ser flexible en tu rol favorece la buena relación con tus compañeros y superiores. A la vez, demuestra que el resultado general te interesa más que el tuyo particular. Aceptar el rol que te ha sido asignado y brindar lo mejor de ti demuestra que eres un verdadero jugador de equipo.

8. Honesto

En un equipo que busca alcanzar la cima no hay espacio para las mentiras y los engaños. La honestidad es un pilar básico que debe respetarse. Por eso, no podíamos dejar de mencionarla entre las cualidades de un jugador de equipo. Admitir tus defectos y equivocaciones habla de tu responsabilidad y compromiso para con el proyecto, la empresa y tus compañeros. Del mismo modo, es importante que seas honesto sobre tus logros. No los minimices. La falsa modestia puede afectar la confianza dentro de un equipo de trabajo. Acepta la verdad, ya sea de un error o de un logro. Esto también se aplica a los demás. Puedes realizar críticas constructivas, siempre con respeto y tacto. Además, deberías felicitar y ser capaz de alegrarte por el éxito de un compañero. Estas acciones favorecen la colaboración en equipo a corto, mediano y largo plazo.

9. Confiable

¿Cómo se puede avanzar en equipo si no se confía en el compañero? Sencillamente, no se puede. Si bien esta variable no suele analizarse al contratar nuevos empleados, se trata de una de las cualidades de un verdadero jugador de equipo que mayor peso tiene en el día a día. Un empleado puede tener impecables conocimientos, pero si no es capaz de cumplir con las fechas límite, poco aporta al equipo de trabajo. Los compañeros que confían entre sí trabajan con menor presión y generan entre ellos relaciones mutuamente beneficiosas. Ahora bien, la confiabilidad es un rasgo que puede verse afectado por condiciones ambientales. Podríamos decir que se trata de un rasgo que espera una retribución. Esto significa que un empleado confiable lo será siempre que sus compañeros y los líderes del proyecto también lo sean. Cuando se rompe la confianza, resulta difícil de reconstruir. Así que ya sabes: ¡cultívala!

10. Buena autoestima

Quizá te estés preguntando qué relación hay entre tener una buena autoestima y las cualidades de un jugador de equipo. Pues bien, en general, los trabajadores que se sienten confiados con sus propias habilidades, también están menos inclinados a menospreciar a otros. Su buena autovaloración impide que desvaloricen el trabajo ajeno para sentirse mejor consigo mismos. Por otra parte, los trabajadores con buena autoestima suelen demostrar una inclinación a realizar cumplidos a sus compañeros para que se sientan bien con su esfuerzo. Esto resulta muy positivo de cara al ambiente laboral y la colaboración en equipo. De hecho, cuando se busca a una persona para ocupar el liderazgo de un equipo, se suele observar que posea un buen autoconcepto. Habitualmente, suelen ser mejores líderes al gestionar positivamente a sus subordinados.

Incrementa la eficiencia de tu equipo sabiendo reconocer las cualidades de un gran jugador de equipo

Trabajar en estrecha colaboración con otras personas no es sencillo. Cada persona tiene sus características particulares, incluyendo virtudes y defectos. Manejar las interacciones entre los miembros de un equipo puede ser complejo. Por este motivo, el rol de líder es tan importante y, a la vez, difícil de ejercer.

Ahora bien, para minimizar las problemáticas, deberías tomar en consideración las cualidades de los buenos jugadores de equipo. Si buscas personas que respondan a ellas, el riesgo de conflictos se reducirá exponencialmente. Cuando cada miembro sabe el rol que ocupa y por qué, y está orientado a dar lo mejor de sí para alcanzar un objetivo, se simplifica el avanzar en conjunto.

Como líder, deberías escoger adecuadamente a los miembros de tu equipo de trabajo y fomentar las buenas relaciones interpersonales. Monitorea los contactos entre empleados y asegúrate de que todos se comportan de manera correcta y respetuosa. Contar con un conjunto de jugadores de equipo es lo mejor que te puede suceder. ¡Tu equipo estará destinado al éxito!
Free. Unlimited. Online.
Bitrix24 es un lugar donde todos pueden comunicarse, colaborar entre tareas y proyectos, administrar clientes y mucho más.
Registrarse
También te puede interesar
7 estrategias de email marketing para agencias de viajes
Gestión de proyectos
7 consejos para mejorar el servicio al cliente
Herramientas colaborativas online: las mejores funcionalidades de Bitrix24 para equipos a distancia