Registrarse

15 consejos para viajar mientras trabajas de forma remota

15 consejos para viajar mientras trabajas de forma remota
Equipo de Bitrix24
7 de Septiembre de 2022
Última actualización: 7 de Septiembre de 2022

Contenido

Las mejores recomendaciones para viajar mientras trabajas de forma remota

1. Pon la comunicación en primer lugar

2. Crea una rutina de trabajo remoto

3. Invierte en un buen espacio de trabajo

4. Prepárate para gestionar tus asuntos remotamente

5. Únete a comunidades de trabajo online

6. Contrata almacenamiento en la nube

7. Evalúa unirte a un programa para trabajar de forma remota mientras viajas

8. Lleva contigo solo lo necesario para viajar mientras trabajas de forma remota

9. Prepárate para los imprevistos

10. Minimiza las distracciones mientras estás de viaje y trabajando

11. Prepara un presupuesto antes de lanzarte a la aventura

12. Investiga a fondo el destino

13. Escoge adecuadamente el periodo de tu viaje

14. Tómate tu tiempo en cada lugar, pero no pierdas la oportunidad de experimentar

15. Sé flexible

Pon en práctica estos consejos y herramientas para trabajar de forma remota hoy mismo


Trabajar de forma remota mientras se viaja no es una misión imposible. Es un estilo de vida que resulta muy atractivo para, principalmente, los miembros de las generaciones Millennial y Gen Z. Si tienes curiosidad al respecto, continúa leyendo porque compartiremos contigo diferentes consejos y herramientas para trabajar de forma remota y ser exitoso.

FAQ


¿Qué significa ser un nómada digital?

Un nómada digital es aquella persona que trabaja de forma remota mientras viaja a diferentes lugares del mundo. Ahora bien, no se trata únicamente de un estilo de trabajo, sino de un verdadero estilo de vida que te permite sumergirte en la cultura en la que estás, alargar tus vacaciones y ganar dinero al mismo tiempo.

¿Se puede viajar mientras se trabaja de forma remota?

Viajar mientras se trabaja de forma remota es una realidad. De hecho, cada vez más trabajadores independientes abrazan la vida de nómada digital. En un primer momento, puede ser necesario que te acostumbres a esta forma de trabajar, pero una vez lo hayas conseguido, no desearás dejar de viajar y trabajar.

¿Dónde puedo viajar y trabajar de forma remota?

Puedes viajar y trabajar de forma remota a cualquier parte del mundo donde cuentes con el pilar básico para llevar a cabo tu labor: internet. Si el destino cuenta con una conexión estable y de buena velocidad, entonces merece la pena conocerlo.

¿Cuáles son las principales maneras de trabajar de forma remota mientras se viaja?

Existen muchas maneras de trabajar de forma remota mientras se viaja, pero entre ellas destacan las siguientes:
  • Transcripciones y traducciones. 
  • Tutorías en línea. 
  • Venta de fotografías online. 
  • Optimización para buscadores (SEO). 
  • Marketing online. 
  • Diseño online. 
  • Creación de contenido. 
  • Edición. 
  • Ingeniería en software. 
  • Contaduría online. 
  • Asistente digital. 
  • Influencer. 
  • Community manager. 
  • Atención al cliente.

¿Cómo comunicarse eficientemente al trabajar de forma remota?

Para comunicarte eficiente mientras viajas es importante que:
  • Utilices un software colaborativo. 
  • Organices encuentros virtuales regulares. 
  • No dudes en preguntar siempre que sea necesario. 
  • Uses gestores de tareas y proyectos. 
  • Apuestes por las presentaciones visuales en lugar de los largos textos. 
  • Cuentes con herramientas de comunicación bidireccional. 
  • Elabores un plan de comunicación para cada situación posible.


Las mejores recomendaciones para viajar mientras trabajas de forma remota


Lo cierto es que no existe una única manera de ser un nómada digital. Quienes eligen este estilo de vida se reconstruyen en relación con sus necesidades. Es decir que toman en consideración no solo a dónde desean viajar, sino también sus requerimientos de conexión, la cantidad de horas de trabajo diario y toda herramienta imprescindible para ejercer su función. Por supuesto, tampoco es necesario que decidas hoy mismo si quieres vivir de esta manera para siempre. Puedes viajar mientras trabajas de forma remota durante algunos meses y, posteriormente, volver a desempeñarte desde tu oficina en casa. O iniciar una nueva aventura.


Sea cual sea tu decisión, viajar mientras se trabaja de forma remota es una experiencia que puede brindarte un enorme valor tanto a nivel laboral como personal. Tendrás la posibilidad de conocer nuevas culturas y aprender nuevos idiomas, a la vez que continúas creciendo profesionalmente. Es una oportunidad única, similar al año sabático para viajar con el que muchos sueñan, pero sin dejar de trabajar. Para sacar el mayor partido de este estilo de vida, presta atención a los consejos que traemos a continuación.


1. Pon la comunicación en primer lugar

Viajar mientras trabajas de forma remota puede ser una experiencia única para ti. No obstante, también es un gran desafío. Si estás acostumbrado al trabajo remoto, seguramente cuentas con una herramienta de trabajo colaborativo. En caso contrario, ha llegado el momento de que optes por una. Ten en mente que será la mejor manera de mantenerte al día de las necesidades de tus colegas, superiores o clientes. 


Uno de los mejores consejos de comunicación para trabajar de forma remota es mantener el contacto, aun cuando no sea estrictamente necesario. Con esto nos referimos a hablar regularmente con tus compañeros o clientes, incluso si no requieres de indicaciones particulares. Mantente conectado y cultiva las relaciones interpersonales a través de un software como Bitrix24 que incluye chat, llamadas, videollamadas y videoconferencias, y mucho más.


2. Crea una rutina de trabajo remoto


El mayor desafío de trabajar de forma remota mientras se viaja es, quizá, mantener un buen desempeño. A pesar de lo que te plantees antes de iniciar la aventura, es probable que una vez en el destino desees investigar la nueva ciudad. Esto puede impactar en la cantidad de horas dedicadas a tu trabajo. De hecho, la situación puede complicarse más si tienes en mente estudiar un idioma.


Para minimizar los riesgos que esto supone, idealmente deberías crear una rutina de trabajo remoto. Pregúntate cuántas horas al día debes trabajar. ¿Es necesario que cumplas un horario? ¿Durante qué horas del día tienes mayor poder de concentración y resolución? Aprovecha esos momentos para llevar a cabo tus tareas. Prioriza para cumplir con las fechas de entrega y, por supuesto, automatiza todo lo que sea posible para liberar tiempo y aprovechar tu viaje. 


3. Invierte en un buen espacio de trabajo


Si bien deberás adaptarte al nuevo espacio para desempeñar tu trabajo, deberías pensar en invertir en comodidad. Trabajar en un sofá durante una tarde no afectará tu rendimiento, pero hacerlo durante tres meses seguramente sí lo haga. Presta atención a las comodidades del hotel o el apartamento escogido.


A la hora de convertirte en un nómada digital, es imprescindible que reflexiones, por un lado, que vivirás en el destino durante algunos meses. Por otro lado, no olvides que durante ese tiempo debes poder trabajar de manera confortable. Podrías, incluso, buscar un espacio de trabajo compartido cerca de tu alojamiento, si fuese necesario.


4. Prepárate para gestionar tus asuntos remotamente


Antes de hacer la maleta y abandonar tu hogar durante algunos meses, tómate el tiempo para dejar todo en orden. Averigua qué sucedería si perdieras tu tarjeta de débito o de crédito. ¿Cómo deberías denunciar la situación? ¿De qué manera podrías acceder desde el exterior a tu dinero en ese caso? ¿Sería posible que te enviasen una nueva tarjeta a tu dirección fuera del país?


Asimismo, deberías dejar pagos todos los servicios de tu hogar o asegurarte de que recibirás las cuentas por correo electrónico. Recuerda que los impagos pueden desembocar en un corte del servicio, además de en intereses acumulables. Analiza todo lo necesario para poder irte sin preocupaciones.


5. Únete a comunidades de trabajo online


En las redes sociales, puedes encontrar comunidades de trabajo remoto que posibilitan encontrar nuevas oportunidades estés donde estés. Si te gustaría viajar mientras trabajas de forma remota, pero no tienes un puesto a distancia a día de hoy, no lo dudes: estas comunidades te ayudarán a hacer conexiones laborales.


Mantenerte activo dentro de estas comunidades puede ser una excelente manera de contactar con colegas y, por ende, descubrir búsquedas laborales. Igualmente, podrías toparte con un profesional que requiera de asistencia remota o, incluso, de una colaboración puntual.


6. Contrata almacenamiento en la nube


La protección de tus documentos es primordial, sobre todo cuando trabajas y viajas al mismo tiempo. Contratar almacenamiento en la nube es una inversión de la que no te arrepentirás. Podrás guardar todas tus propuestas, documentos, plantillas y planillas, y acceder a ellas siempre que sea necesario, sin confiar ciegamente en que tu ordenador no fallará.


Por otra parte, ¿qué sucedería si necesitases acceso a un documento que ha quedado en el disco rígido del ordenador de sobremesa en tu casa? Nunca sabes qué puedes necesitar una vez estés fuera. Trabaja en la nube y evita posibles disgustos. ¿Un consejo más? Corrobora que el software de colaboración que has escogido ofrece almacenamiento en la nube para mayor seguridad.



¿Buscas consejos para viajar mientras trabajas de forma remota?

Regístrate en Bitrix24

Probar Gratis




7. Evalúa unirte a un programa para trabajar de forma remota mientras viajas


Una de las grandes tendencias actuales al hablar de viajar mientras trabajas de forma remota son los programas creados para este fin. ¿Has oído hablar de ellos? En el mercado, existen muchas opciones diferentes, como Remote Year, Hacker Paradise, Coworkations y Behere.


Los mismos ofrecen, a cambio de una suscripción mensual, diferentes oportunidades para probar la vida de nómada digital. El funcionamiento es muy sencillo: escoges la suscripción deseada y, luego, exploras las posibilidades de viaje. El programa organiza desde el traslado hasta los alojamientos y los espacios de trabajo (coworking) para que puedas iniciar la aventura, rodeado de una comunidad de personas en tu misma situación.

8. Lleva contigo solo lo necesario para viajar mientras trabajas de forma remota


Empaquetar todo lo necesario para los próximos meses puede ser difícil, sobre todo cuando piensas trabajar y hacer turismo. Por eso, te recomendamos realizar una concienzuda lista de elementos y, luego, priorizar cuáles son imprescindibles, cuáles necesarios y cuáles opcionales. Esto te facilitará la tarea de hacer la maleta.


Entre las cosas que no deberías dudar en llevar contigo se encuentra, por supuesto, tu ordenador portátil. Pero, además, te aconsejamos contar con auriculares para llevar a cabo reuniones online con mayor tranquilidad. Los cargadores de móvil y ordenador, y los adaptadores también entran dentro de los “inolvidables”. Por otro lado, recuerda llevar contigo ropa de trabajo para todas las videoconferencias en las que participes y/o mantener la rutina laboral.


9. Prepárate para los imprevistos


Una de las peores cosas que pueden suceder al viajar mientras se trabaja de forma remota es tener un problema con tu fuente de trabajo; es decir, con tu ordenador. Frente a esta situación, tendrás solo una solución posible que es, justamente, comprar uno nuevo. Ahora bien, ¿qué tal si contases con un ordenador de repuesto?


Si tienes dos ordenadores portátiles, no dudes en llevarlos contigo, incluso si uno funciona, pero está un poco en desuso. ¡Puede salvarte frente a un imprevisto! Otra interesante idea es comprar una tarjeta SIM en tu destino  o un Wifi de bolsillo (Pocket Wifi) para contar con conexión de datos. En caso de existir algún problema con el wifi, siempre podrás conectarte mediante los datos y presentarte a esa importante reunión que, de otra forma, deberías aplazar.


10. Minimiza las distracciones mientras estás de viaje y trabajando


Evitar la multitarea y la procrastinación son dos de los grandes consejos que suelen compartir los expertos en alto rendimiento. Pues bien, al viajar mientras trabajas de forma remota no solo debes tener en cuenta estos consejos, sino que debes seguirlos al pie de la letra.


Si estás en un destino con una gran diferencia horaria con tu país de residencia, es posible que tu familia y amigos estén despiertos mientras tú trabajas o duermes. Responder a sus mensajes puede ser una tentación difícil de resistir. No obstante, hacerlo al instante puede evitar que cumplas con tus tareas diarias. Mejor, deja el móvil lejos de tu alcance mientras trabajas. Poner horarios para hablar con la familia y los amigos o visitar ciertas atracciones del lugar en el que te encuentras puede ser una buena opción.


11. Prepara un presupuesto antes de lanzarte a la aventura


Al trabajar de forma remota mientras se viaja es posible que algunos gastos se dupliquen, al menos si mantienes formalmente un hogar al cual retornar. Estimar los gastos mensuales es esencial para tu organización. Recuerda que planificar es la mejor forma de lograr que todo salga según lo esperado.


Plantéate cuál es tu presupuesto antes de escoger el destino. ¿Puedes vivir tranquilamente, conocer la nueva ciudad como deseas y mantener tu hogar sin recurrir a tus ahorros? La idea es que tu trabajo sirva para cubrir tus gastos, sin necesidad de utilizar el dinero que tienes guardado para emergencias. Algunos nómadas digitales optan por sub-alquilar su casa mientras están de viaje para cubrir dichos costes. 


12. Investiga a fondo el destino


Trabajar de forma remota en el exterior favorece el aprendizaje de idiomas, el conocimiento de nuevas culturas y, obviamente, responde a tu motivación de conocer nuevos lugares. Por eso, te recomendamos investigar el destino que has elegido y aprovechar los meses que estés allí al máximo.


¿Has pensado qué escapadas de fin de semana puedes hacer desde la ciudad en la que estarás trabajando? Esto forma parte de la experiencia y es, sin lugar a dudas, una de las mayores ventajas de trabajar de forma remota mientras se viaja. ¡Aprovecha tu tiempo libre para hacer turismo!


13. Escoge adecuadamente el periodo de tu viaje


Durante la temporada alta, las grandes ciudades o los centros turísticos cercanos a la playa suelen estar abarrotados de gente. Quizá fuese mejor elegir otra temporada para disfrutar de precios más bajos y una mayor sensación de tranquilidad y cotidianeidad.


Sin embargo, debes considerar que las temporadas altas existen por algo: suelen ser las épocas de mejor clima en cada destino. Si no te molesta tener algunos días de lluvia o conocer un sitio en invierno, ya que estarás allí varios meses, quizá sea una buena opción para gastar menos.


14. Tómate tu tiempo en cada lugar, pero no pierdas la oportunidad de experimentar


Cuando llegas a una ciudad nueva, todo resulta excitante y eso puede complicar tu rutina de trabajo. Esto es particularmente cierto cuando tu destino tiene un huso horario diferente que tu hogar. Por eso, lo mejor es asentarte durante algunas semanas en cada lugar. Esto te permitirá retomar tu ritmo laboral y, además, realizar una verdadera inmersión en la cultura local.


Sin embargo, la idea de viajar mientras se trabaja de forma remota se asocia con las nuevas experiencias; por lo tanto, no deberías encariñarte demasiado con tu destino. Aprovecha la experiencia para descubrir nuevos lugares. Evita quedarte más tiempo del planificado en el mismo lugar.


15. Sé flexible


Una de las grandes ventajas de viajar mientras trabajas de forma remota es que se pierde la urgencia de quienes parten de vacaciones y saben que deberán volver en una fecha determinada. Tú tienes más tiempo que el resto de la gente. ¡Disfrútalo!


Para ello, sé flexible. Escoge los mejores días y horarios para visitar los principales puntos de interés. Por ejemplo, los días laborables pueden ser menos concurridos en las grandes ciudades. Adapta tu rutina laboral para conciliar placer y trabajo. ¡Es posible!


Pon en práctica estos consejos y herramientas para trabajar de forma remota hoy mismo


Viajar mientras trabajas de forma remota no solo es posible, sino también un verdadero sueño. Súmate al curioso estilo de vida de un nómada digital y disfruta de una experiencia diferente e inolvidable. Por supuesto, prepárate para ello. No olvides que el objetivo es conciliar la vida personal con la laboral de una forma distinta.


Apuesta a las herramientas de trabajo colaborativo de alta calidad, como Bitrix24. Estas favorecerán un fluido contacto y una excelente comunicación bidireccional con tus clientes, tu empresa y tu equipo de trabajo. Asegúrate de contar con almacenamiento en la nube y ten en mente soluciones frente a posibles problemas. 


Abre tu mente. Planifica, sin dejar de ser flexible. Organízate para evitar perder el tiempo. Recuerda que la conciliación es la meta última de esta aventura. Gana dinero mientras conoces ese sitio que siempre has deseado visitar. ¿Estás preparado?



Free. Unlimited. Online.
Bitrix24 es un lugar donde todos pueden comunicarse, colaborar entre tareas y proyectos, administrar clientes y mucho más.
Registrarse
También te puede interesar
6 estrategias para superar el miedo al fracaso como líder
Cómo liderar equipos remotos: 7 consejos
¿Cómo lidiar con clientes indecisos?
7 Estrategias de RR. HH. para pequeñas empresas